01 agosto, 2007

Etapa 21: En la mítica Albania



Zef Beka


 El nombre autóctono de Albania, Shqipëria, significa "Tierra de águilas"


Shkoder



Edi. A friend in Shkoder


 Plaza central


Calle principal



Martes 31 de Julio.Etapa 21. Budva- Shkoder. 90 kms.
Decidimos cambiar la ruta. En vez de ir por el interior, vía Podgorica, elegimos la carretera de la costa, menos montañosa, pero con fuerte viento durante la primera parte, que nos impide avanzar y echa a Celso de la carretera. No hay arcén y el tráfico es estresante, así que atajamos por una carretera comarcal muy tranquila y disfrutamos del paisaje y las flores. Pastoras ataviadas como hace siglos nos saludan al pasar. En las aldeas se ven minaretes.
Llegando a la frontera con Albania nos encontramos una cola interminable de coches. El guardia charla con toda tranquilidad con los pasajeros. No hay ninguna prisa. Nos colamos hasta primera fila pero los tramites son lentos. Hay que pagar 10 euros por persona como derecho de tránsito. En la nacional a Shkoder las personas circulan por el medio de la carretera. Pasa un carro que lleva pasajeros y una moto.
La entrada a Shkoder es cañera de verdad. Montones de basura y chatarra por todos lados. Neveras y colchones tirados en las cunetas. Gallinas y cerdos sueltos. Chabolas o casas muy pobres. El puente que atraviesa el río y da entrada a la ciudad está hecho con traviesas de madera irregulares.
Nada mas parar vemos una tienda con material de bicis. Hay de todo y baratísimo. La pieza para desmontar los piñones que estabamos pensando pedir a España: dos euros; una llave de radios: un euro. Celso compra una cubierta nueva por dos euros que cambia enseguida entusiasmado. Y es que en Shkoder la mayor parte de la gente se mueve en bicicleta.
Aquí conocemos a Edi, nuestro primer amigo en Albania. Es maestro y nos guía por las calles de Shkoder para buscar hotel. Hay tres. El mítico Rozafat es más barato (15 euros) pero está muy deteriorado: cristales rotos, pintura desconchada y humedad por todas partes. Cogemos una habitación en el Argenti por 30 euros. Comemos los dos por 700 leks. (6 euros) , tomamos cafes y paseamos por la ciudad.
Al atardecer la gente sale a pasear por la calle. En algunas bicis o motos van cuatro personas. No existen normas de circulación. Coches, bicis, motos, personas o perros van por donde les parece sin que haya problemas de colisiones. Desde las 6,30 de la tarde no hay energía eléctrica ni agua corriente durante 12 horas. Miles de generadores a gasolina situados en las aceras comienzan a funcionar, con un ruido ensordecedor.


2 comentarios:

superior dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes

Formiga dijo...

Gracias por compartir aventuras que ahora degustamos los demás.